Llorar

¿Por qué lloramos?

Al llorar por cuestiones emocionales, nos liberamos de componentes químicos, que al acumularse, producen una depresión emocional (estos componentes son: el manganeso y la hormona prolactina).
Luego de llorar, sentimos un alivio.  El exceso de estos componentes que se acumulan se expulsa mediante las lágrimas. Este proceso lo genera el cerebro al estimular el nervio craneal mediante neurotransmisores, lo cual produce que las glándulas lacrimales expulsen lágrimas.

Tanto las lágrimas emocionales, como las reflejas (las que actúan en defensa de factores externos tales como cortar una cebolla o algún objeto que pueda ingresar en los ojos), son producidas por la glándula lacrimal principal, y se cree que en tiempos de estrés, esta glándula es vital para eliminar hormonas y elementos químicos excesivos.
En varios estudios, se les ha inyectado adrenalina a varios pacientes, los cuales han declarado tener ganas de llorar, por lo cual, se comprueba que mediante esta glándula, se regula la cantidad de químicos y hormonas que sobran en el cuerpo.

El ser humano es el único animal que libera lágrimas al pasar por estados fuertes emocionales. Las lágrimas suelen verse en mayor medida en las mujeres, pero el proceso físico y químico que producen para el cuerpo es importante para ambos sexos en igual medida.

Anuncios